Calendario... ¿Dónde ir?

Octubre 2020
L M X J V S D
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1
Noviembre 2020
L M X J V S D
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

Próximos eventos (peñas, talleres, etc)

A A A
0
0
0
s2sdefault

El último sábado del festival presentó una velada de profundos matices en la que se destacaron Raúl Barboza, el encuentro de Néstor Garnica con Lucía Luque, Cuarteto Karé con Bruno Arias, el homenaje a Chabuca Granda y el espectáculo Damas del Río. El final fue para el Dúo Coplanacu y Orellana Lucca.

Por ANDRÉS FUNDUNKLIAN para La Voz (https://vos.lavoz.com.ar/musica/cosquin-2020-diversidad-evocacion-y-un-patio-bien-santiagueno-en-la-octava-luna?fbclid=IwAR0Nmrcryouheldh6D9uzelNwq1wZ8qFI2kNJ6YghfIYGVkiSJeW7cHzg4Q)

El segundo sábado del Festival de Cosquín se fue convirtiendo en los últimos años en un gran muestrario de la diversidad de nuestra música popular, con propuestas de las diferentes regiones del país y hasta de Latinoamérica. Esta 60a edición no fue la excepción en ese sentido y ofreció sonidos del litoral, de la región de Cuyo, un homenaje a los legendarios grupos vocales, una exquista evocación a la enorme Chabuca Granda y un desenlace con todos los matices de Santiago del Estero. 

"Necesitamos bailarines. ¿Están?", preguntó Rodolfo "Pelu" Lucca cerca de las tres de la mañana una plaza todavía con un buen marco y muy sedienta de chacareras. Enseguida, los pasillos se convirtieron en un verdadero patio santiagueño que se prolongó hasta lo profundo de la madrugada.

El dúo Orellana Lucca volvió a tener la responsabilidad de cerrar una noche del festival y como desde aquella consagración en 2016 demostraron estar a la altura de tamaño compromiso. Brindaron un show potente, bien peñero y con algunos invitados, como su coterranea Patricia Herrera en la zamba Por esas coas y en la chacarera La ñaupa ñaupa. Eso sí, en el comienzo tuvieron con que sobrellevar algunos problemas de sonido, algo que viene siendo una constante en esta edición.



Otro capítulo de la avanzada santiagueña se había vivido un rato antes con la siempre necesaria presencia del Dúo Coplanacu, que aportaron algunos clásicos muy festejados (Alma challuera, La algarrobera) pero también hicieron lugar para los invitados. Primero Miguel Figueroa y su Amanecer Campero, un grupo de chamamé del norte santafesino con el que suelen cruzarse en los festivales del interior de Santiago, donde también está muy arraigado ese ritmo popularmente más identificado con la región del litoral. Sí, en Santiago también se escucha chamamé.

El segundo fue el cantor boliviano Manuel Monroy Chazarreta, nieto del prócer santiagueño Andrés Chazarreta, quien reivindicó la cultura andina y advirtió por las graves situaciones que está atravesando el país vecino desde el golpe institucional que derrocó al presidente Evo Morales. Una pena que los Copla no hayan tenido el bis que la plaza reclamó con gritos y aplausos.

Evocación y escucha atenta
Durante la jornada, el público contempló muy atento y con ánimos de escuchar las diferentes propuestas como pocas veces pasó durante esta edición (el miércoles había sido otra noche de la plaza escuchadora). Y esta actitud fue muy notoria durante la evocación a Chabuca Granda que plantearon Mery Murúa, Paola Bernal y Juan Iñaki en el año que se cumplirá un siglo de su natalicio.



La propuesta incluyó una exquisita banda (Juan Murúa, Franco Dall’Amore en guitarras, Cristian Andrada en contrabajo y Chicho Bazán en persución), el "Mono" Izarrualde como invitado especial y una gran puesta en escena que incluyó una acertada proyección de una obra audiovisual a cargo de Kirka Marull que dibujaba la figura de la artista peruana.

Se trató de una mirada bien personal de la influyente obra de Chabuca, que comenzó con los tres cordobeses cantando el himno La flor de la canela. Ya con Izarrualde y las expresiones de la bailarina Isadora Zerbini. Murúa nos cautivó con su intepretación en Cardo o ceniza. "Ramon Torres será nuestro José Antonio esta noche", dijo para presentar al bailarín riojano Juan Iñaki, quien también nos envolvió en esa bellísima descripción que hace Granda de un caballero cabalgando sobre su elegante corcel.

Bernal cantó luego Puente de los suspiros imprimiéndole su particular impronta y los tres unieron sus voces para las canciones más percusivas y celebradas: El surco y Fina estampa. En síntesis, un espectáculo de un gran nivel que el público de Cosquín tuvo el privilegio de ser el primero en disfrutar y que durante este 2020 se presentará por diferentes ciudades del país. 

Apertura mágica
"Nosotros tocamos mucho por el mundo, pero necesitábamos volver a este festival después de no estar por algunos años", fueron las palabras que utilizó Raúl Barboza para presentarse en el comienzo de la octava luna. El correntino sumergió a la plaza en los hechizos de su acordéon y due otro de los históricos que recibió el Camin a la trayectoria. Agradecido por la ovación, le regaló al público un fragmento de un clasicazo como Km 11 y uego sí cerró con el hipnótico Tren expreso.

Violines de lujo
Luego de un nuevo reconocimiento a los integrantes de anteriores comisiones del festivales (en este caso de la década 2000-2010), llegó el turno de Néstor Garnica, quien se dio el lujo de estar acompañado por un ensamble de cuerdas de la Orquesta Sinfónica de Córdoba con la reconocida Lucía Luque en primer violín.

Juntos recrearon a Vivaldi llevándolo a un tiempo folklórico tras lo cual recibieron un gran aplauso de la plaza. El final fue a puro gato y chacarera con Los Lugones y tras la gran ovación el santiagueño se ganó el merecido bis. 

El aporte vocal, presente
Lo del Cuarteto Karé junto a Bruno Arias es realmente para destacar y fue muy bien recibido por la plaza. Recrearon su reciente disco juntos en el homenajean a los primeros grupos vocales, una tradición musical que marcó los primeros años del festival y a pesar de lo que piensa, sigue vigente.

En el celebrado show, invitaron al riojano y precursos de los grupos vocales Pancho Cabral para hacer la chacarera Coplas atadas con chalas, al cantautor radicado hace años en México Nahuel Porcel de Peralta, quien trajo al escenario al gran Alfredo Zitarrosa (Pájaros de rodillas) y versionaron el primer éxito de Los Huanca Hua (El Guajchito) con Sebastián Farías Gómez trayendo el legado del Chango. Para el cierre mostraron una original propuesta en la que conjugan 11 zambas en una, utlizando un genial recurso de pegar frases de piezas clásicas que generó un momento único en lo que va del festival. 

Cuarteto Karé junto a Bruno Arias. Foto: Prensa del Festival.Las postales de Río Negro fueron presentadas por Tete Coustarot, mientras que las de San Juan trajeron la dosis necesaria de música cuyana. Muy aplaudios fueron los ganadores del Pre Cosquín Passoni / Forlin (Pareja de baile estilizado) y más aún el grupo Picahueso (Conjunto de malambo), con su tributo al ejército libertador.

Párrafo aparte para el proyecto denominado "Damas del Río" en el que se lucieron las cantoras Patricia Gómez, Ana Luz Blanco, Gisela Ribeiro, Natalia Pérez con logrados arreglos vocales y un apropiado repertorio litoraleño. "Por más mujeres en los escenarios", fue una de las frases que dejaron como consigna: sin dudas, un reclamo que se hace cada vez más necesario. Habrá que ver que sucede tras la reglamentación de la ya sancionada ley de cupo femenino. 

0
0
0
s2sdefault

Mensajeanos directo a nuestro Facebook

Nuestro Instagram

Escuchar folklore

21 Oct 2020;
09:00AM - 12:00PM
Las mañanas del Duende
21 Oct 2020;
09:00AM - 01:00PM
Yo Argentino
21 Oct 2020;
10:00AM - 01:00PM
Entre mate y mate desde Cosquín